Madera Tratada o Inmunizada

La madera se trata por medio de un sistema a presión, que permite a la solución preservadora (CCA, arseniato de cobre cromado), penetrar el material protegiéndolo contra el ataque de termitas y hongos que promueven la putrefacción. Este tratamiento es limpio, durable y amigable con el medio ambiente.



Comúnmente se aplica a madera que estará expuesta a condiciones extremas de humedad y plagas, como por ejemplo:

  • Construcción de muelles y marinas
  • Cercas
  • Postes
  • Pisos de camiones
  • Andadores
  • Entre otros